Archivo de la etiqueta: vino tinto

Vinos de Europa. ¿Cuáles son sus características?

Estos son los vinos de Europa que debemos destacar.

Tokaj

Situada casi en el centro de Europa, Hungría también sabe de vinos. Este es el caso del vino Tokaj, una de las áreas vinícolas más extensas del país declarada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

El vino Tokaj goza de grandes características debido a lo arropado que está por la comunidad que lo forma. En total son 28 comunidades vinícolas y casi 12.000 hectáreas que trabajan por sacar el máximo provecho de sus uvas.

Vino Douro

Es el turno de Portugal. Nuestro país vecino cosecha el vino Douro en las bodegas de la Vila Nova de Gaia. La segunda ciudad más grande de Portugal, justo enfrente de la ciudad de Oporto.

La zona en la que se confecciona este vino está cerca de las cunas del vino fortificado. Aquí se empezó a producir en el siglo XVI este vino, justo en el momento en el que se empezó a añadir aguardiente al vino durante su fermentación.

Vino Neusiedler See

Austria tiene un clima idóneo para la cosecha de la vid: 2.000 horas de sol, 33 días al año. Su tamaño también merece especial mención: más de 80.000 hectáreas. Los tipos de vinos también son muy diversos ya que las distintas tierras de cultivo implica una gran variedad de uvas.

Primorje, el vino de Europa de Eslovenia

El vino primorje proviene de Eslovenia. Sus vinos famosos son los Rebula, los más famosos. Este vino es precisamente un vino blanco, a pesar de la mayoría de tintos en la zona. El Merlot-Cabernet también es popular en esta zona, donde todos los vinos tienden a ser secos y ricos en minerales.

Los precios de estos vinos llegan hasta los 560 euros y los tours tampoco tienen desperdicio. Estos incluyen una visita a un pueblo medievaln de Esloveni, a las bodegas y degustación de vinos y quesos, y cuesta 77 euros para 6 personas.

Vino Aquitania

Francia y España tienen muchas características en común. El país galo tiene muhcho que decir con la producción de vinos. Por ejemplo, los vinos tintos de Burdeos se elaboran con una mezcla de uvas, y generalmente se produce Cabernet Sauvignon en el Médoc y Merlot y Cabernet Franc en Saint-Émilion y en Pomerol. Por otra parte, los blancos son menos comunes en Aquitania. No obstante, los que se producen, se elaboran también con una mezcla de uvas, de las que destacan Sémillon, Sauvignon Blanc y Muscadelle.

Recetas famosas con vino: aquí van cinco propuestas

El vino no sólo se bebe: también se come. Prueba de ello son las recetas famosas con vino. Hoy te traemos tres ejemplos y muestras de lo bien que se puede cocinar utilizando vino. Toma nota de estos tres ejemplos:

Costillas al vino tinto

A cualquier amante de la carne le encantaría conocer cómo se elaboran unas costillas al vino tinto. Te contamos ahora mismo cómo elaborarlas paso a paso.

Lo primero de todo es que realices una prelista de los ingredientes. A continuación, marinaremos nuestras costillas. Lo haremos cortando en trozos individuales la carne y, más tarde, agregando una taza de vino tinto junto con el romero, un alimento muy vinculado al vino.

Ingredientes para 5 raciones:
2 kg de Costillas de res
1 Botella de Vino tinto
3 Unidades de Cebolla blanca
3 Cucharadas soperas de Miel
2 Ramas de Romero fresco
1 Pizca de Pasta de ajo, Sal y Pimienta negra

Mejillones al vino blanco

Esta receta es magnífica: fácil de preparar, económica y sabrosa. ¿Quién da más?

Para hablar de su modo de preparación empezaremos con una advertencia: es muy importante que en este caso la materia prima sea de calidad y fresca y que los mejillones no sean muy pequeños.

En primer lugar, ponte a limpiarlos. El motivo de esto es que cuando los cueces hay que quitarles toda la costra de las conchas y las barbas.

Ingredientes:

– Un kilo de mejillones
– 40 ml de vino blanco
– Dos dientes de ajo
– Un par de hojas de laurel
– Pimienta negra en grano
– Perejil picado
– Enebro, un poco
– Aceite de oliva virgen

Pollo al limón con vino blanco

La preparación no dista apenas de otras recetas con pollo. Primero, tienes que cortar la pechuga del pollo y, después, aplanarla. Hazlo con un papel film encima o golpeándola con un mazo de cocina.

Después, grega a la sartén el correspondiente aceite de oliva y espolvorea sobre ellos un poco de harina. Envuelve con cuchara una cuchara de madera y reserva.

Por otro lado, aparte fríe la pechuga de pollo en una sartén con poco aceite, dejándola unos 3 minutos de cada lado. Agrega el jugo de ½ limón previamente mezclado con el vino y deja que se cocine unos minutos más.

En último lugar, saca el pollo y sírvelo. Agrega a la cocción la preparación que has reservado y cocina un poco revolviendo con una cuchara de madera y vierte la salsa sobre el pollo.